Lo que le diría a mi hermano, el día de su boda. Y lo que le desearía junto al amor de su vida.

img_5087-e1496763889244.jpg

Lo cierto es que todos los días no se te casa un hermano y hoy es mi día, pero sobre todo el vuestro, y el nuestro; el de todos los que estamos aquí, y el de los que no han podido estar, ya sea por disponibilidad o porque la vida se los quiso llevar demasiado pronto.

Gracias a todos y gracias “abu” por acompañarnos también desde ese sillón, que hoy te han puesto en zona preferente. Ponte cómodo, echa el respaldo para atrás, toma el mando y disfruta, como siempre disfrutaste viendo a toda la familia unida.

Después de darle unas cuantas vueltas,  a lo que debía deciros hoy, creo que al final, y con todos mis respetos, me dirigiré a mi hermano.

Y lo que te voy a decir, es GRACIAS, por tener un corazón tan grande que a veces dudo que tenga su hueco ahí. Por enseñarme como se debe sonreír ante los problemas.

Por enseñarme que la vida no es que sea difícil, es que quién algo quiere algo le cuesta.

Gracias también por estar tan cerca aunque fuesen miles los km que nos han separado, y gracias porque a cada rato que te busco estás ahí.

Gracias por las alas que me has dado, por haberme tendido la mano, y por haberme regalado el verte volar tan alto. Yo solo espero que sigas comiéndote el mundo a éxitos.

También gracias por protegerme, por cuidarme, por advertirme tanta veces y por haberme dado una infancia de lo más bonita que recuerdo.

Sabes que cuando estás lejos todo se vuelve pequeño, pero para mí nunca te irás del todo.

Dicen que crecer es aprender a despedirse, yo creo que aunque jamás aprenda a decir adiós,  tuve que crecer demasiado pronto, porque lo nuestro siempre fueron idas y venidas, pero lo más importante es que nunca fue un adiós siempre fue, ¡UN HASTA PRONTO! Así que pase lo que pase, estés en el punto del mapa qué estés, yo estaré aquí o allí echándote mucho de menos.

Sobre todo hoy, quisiera felicitar a mis padres por un trabajo tan bien hecho, que pasión pusisteis en aquello, y lo orgullosos que podéis estar hoy de él. Y agradeceros todo lo que nos habéis dado, Gracias mamá por la paciencia y todo el cariñoy gracias papá por la perseverancia y el esfuerzo. Gracias a los abuelos, a cada uno por su labor.

Siento no tener tiempo, ni líneas para dedicaros a muchos de los que estáis aquí, pero sé que hoy mi hermano es cómo es, en parte, porque muchos de vosotros habéis puesto vuestra huella en su camino. Y estoy segura que entre todos, habéis hecho a esta pedazo de persona; por la que me siento tan y tan orgullosa.

Y Lorena gracias por hacerle hombre también, por dejarle soñar tan alto y a tantísimos km de casa y por ser tan buena compañera de vida.

Os deseo lo mejor, por eso:

Ojalá que el amor os siga regalando la vuelta al mundo,

Ojalá no dejéis de explorar cada uno de sus rincones, desde la montaña más alta, hasta el océano más profundo.

Ojalá hagáis de cada país vuestro hogar, y en cada país encontréis una familia,

Ojalá que el amor os siga haciendo valientes,

Ojalá que unidos seáis más fuertes y que siempre lo último que perdáis sea la Esperanza;

Ojalá que el respeto y la paciencia no los perdáis nunca, y cuando vayáis a hacerlo, recordad que sabemos contar hasta mil.

Pero sobre todo, ojalá que sepáis haceros muy felices, que estos anillos no cambien la forma que tenéis de vivir esta vida, y no empañen el reflejo que tenéis el uno del otro.

Ojalá que no os queráis mucho, sino mejor y que os tengáis siempre en cuenta.

Ojalá dejéis las mentiras para los mentirosos y los problemas en la misma puerta donde os descalcéis.

Ojalá, jamás dejéis de cumplir sueños, porque esta vida es eso, un sueño a hacer realidad.

Ser felices, haceros felices, y jamás dejéis de repartir magia porque de verdad que la magia es capaz de dar la vuelta al mundo.

Y no olvidéis;  “que hay quién sabe ser magia, aunque nunca llegue a saberlo.”

 

img_5089.jpg

 

Gracias.                                                                                                                                             A.

Anuncios

Si puedes vete, ya habrá tiempo de volver.

Por ahora y de momento, no me he cansado de viajar,  vivo solo y no busco remedio, contra la soledad.

Sueños lentos y aviones veloces. Izal

Mi consejo es, si puedes vete, siempre habrá tiempo de poder volver.

Hace unos meses emprendía mi experiencia Erasmus, hoy un mes después de ponerle fin; aunque me temo que jamás podré ponerle un punto y final, me gustaría contar lo qué fue.

Irse lejos significa mucho más que llenar una maleta de ilusiones y temores y marcharse. Es mucho más que infinitas despedidas. Significa dejar muchas cosas atrás, como tú nido, ese que ha sido cómplice de todas tus aventuras, significa que a miles de km cuando necesites a los tuyos no los tendrás, y entonces empieza el trabajo porque debes buscar unos buenos sustitutos. Significa que hasta el momento podía haber escusas por no querer madurar, pero ahora eso no vale. Significa conocer lo mejor y lo peor de ti, significa ser consciente de quién eres y de hasta dónde puedes llegar. Significa salir de casa a comerte otra ciudad desconocida y repleta de gente, cuando lo único que te apetecería sería quedarte en la cama como esos domingos de peli y manta. Significa días de soledad y noches largas. Significa tener agallas, crecer y aprender cada día esa difícil tarea de echar de menos. Significa que la vida tiene cosas mucho más importantes ahí fuera, que tu ego y tu cobardía. Significa calma, tristeza y añoranza. Significa mal humor inesperado, y rabia mucha. Significa no acostubrarse a nada, tener que encontrar tu sitio en lo desconocido y echar de menos todo el rato.

Significa disfrutar, vivir y aprender a hacerlo, querer pero no mucho sino mejor, valorar la esencia de los pequeños detalles y aprovechar cada día. Es hacerse valiente, volver siendo diferente a la persona que se fue y es que “nunca vuelve quien se fue aunque regrese.”

Pero lo más importante, significa aprender a ser feliz hasta con el miedo a no poder serlo, romper barreras, y volver siempre volver, porque:”Uno vuelve siempre a aquellos lugares dónde amó la vida.”

Marcharse es muy difícil… hasta que te marchas. Y entonces es la cosa más jodidamente fácil del mundo.

(Ciudades de papel. John Green.)

Gracias.

A.

Mi viaje a Machu Picchu.

“No hay en los Andes lugar mejor defendido por la naturaleza”

Hiram Bingham.

Mi viaje a la Tierra de los Incas comenzaba con un vuelo Santiago-Arica, Arica es una de las ciudades que está más al Norte de Chile por lo que es una de las más elegidas para cruzar a Tacna, primera ciudad de Perú y comenzar la aventura.

img_1193

Día 1. Cruzar la Frontera.

Mi viaje a la Tierra de los Incas comenzaba con un vuelo Santiago-Arica, Arica es una de las ciudades que está más al Norte de Chile por lo que es una de las más elegidas para cruzar a Tacna, primera ciudad de Perú. Nuestro vuelo llegaba tarde, a la 12:30 si no recuerdo mal, creíamos que era demasiado tarde y que no saldría ningún colectivo a esas horas, por lo que decidimos coger un taxi que nos cruzara a Tacna y además nos facilitase la entrada a Perú por la frontera, con todos los trámites que eso conlleva. Tampoco teníamos mucho tiempo, así que no sabíamos si íbamos a llegar al último autobús dirección Arequipa, por lo que necesitábamos alguien que nos dejase en la Terminal, el precio fue de $8.000. Al fin no llegamos a ningún autobús solo quedaba un pasaje para el último y decidimos quedarnos en un hostal en Tacna, descansar  unas horas y madrugar para seguir el viaje el día siguiente temprano. La noche nos costó $5000.

img_1197

Día 2. Llegada a Arequipa.

El día comenzaba temprano, sincronizamos las alarmas a las 5:30  y nos fuimos a la Terminal más cercana para tomar un autobús destino Arequipa. El autobús nos costó unos 15 soles y salía a las 8:30, la duración de este era de 7 horas aproximadamente, así que llegamos sobre la 14:30 a Arequipa, donde buscamos un sitio para comer. Más tarde, dimos un paseo por la ciudad, la verdad que no es muy grande y que bastan un par de horas para ver algunos de los sitios más turísticos, pero tiene rincones bonitos, que merece la pena ir a conocer, como la Plaza de Armas, las dos calles principales que se encuentran a su alrededor y el Mercado San Camilo.  Cogimos algo para cenar y nos dirigimos a la Terminal de nuevo para tomar nuestro autobús dirección Cusco, que salía a las 22:00, el precio de este lo sacamos por 25 soles.

img_1202

Día 3. Llegada al Cusco.

Llegamos al Cusco a las 7:30 de la mañas, después de casi 9 horas de viaje en autobús estábamos muertos, pero la aventura continuaba. Teníamos reserva en un hostal reservado, así que fuimos en su búsqueda, pero como la habitación todavía no estaba lista, dejamos las mochilas y salimos de nuevo a conocer un poco del Cusco. Contratamos una excursión esa mañana para conocer algunas zonas de los Incas que todavía se conservan, como la zona 0, el templo de la Luna, el Templo de los monos y el Cristo, desde donde hay unas vistas espectaculares de la ciudad. Toda la excursión era un paseo con caballos así que más si cabe se disfruta del viaje y del paisaje. Por la tarde y como el tiempo nos lo impidió no pudimos hacer mucho, así que dimos un par de vueltas por la Plaza de Armas, cenamos y volvimos pronto al hostal para descansar.

Día 4: Disfrutar de Cusco.

Teníamos un día entero para conocer la ciudad más a fondo, y aprovechar los precios bajos para comprar algún que otro suvenir, y descansar que no nos venía nada mal.  Empezamos la mañana buscando qué tour elegir para ir a Machu Picchu, ya que estos cierran pronto, pero en la calle encuentras mil empresas diferentes encargadas de hacer tours y debíamos buscar la que más se adecuara a nuestro presupuesto final. Mi consejo es que salgas de casa con un precio tope y que ese sea tu objetivo cuando empieces el duro trabajo de regateo, porque al final terminas mareándote. Nosotros conseguimos la excursión por 120 soles, unos 85 dólares. 2 días y una noche con todo incluido, todas las comidas y colectivo de ida y vuelta.

img_1296

Día 5: Más cerca de Machu Picchu, Aguas Calientes.

Nuestro colectivo salía a las 8:00 de la Plaza de Armas así que nos reunimos allí con el resto del grupo, el viaje son 6horas, eternas, por cierto, es un viaje terrible, lleno de curvas, de baches, de caminos llenos de piedras, de bordear el abismo y de rozar la muerte en varias ocasiones, pero al final llegamos sanos y salvos. La furgoneta te deja en Hidroeléctrica, a eso de las 14:30, y de ahí puedes tomar un tren que te lleva a Aguas Calientes, o ir andando que es lo que hace todo el mundo, o al menos la gente pobre que va de mochilera, porque el tren que llega al pueblo de Machu Picchu es uno de los más caros que se encuentra hoy en día. El camino hasta Aguas Calientes es uno de los caminos más bonitos por los que he transitado, cada rincón del trayecto parece salido de una película Disney y la naturaleza a veces parece que se te cae encima, no tiene pérdida solamente debe andarse al lado del rail del tren y llegarás a tu destino después de unas 2 hora y media. A la llegada a Aguas Calientes solo te quedan fuerzas para darte una buena ducha y comer alguna cosa, la verdad es que el pueblo es precioso, un pueblo hecho en su totalidad para los turistas, pero el cansancio y el poco tiempo que pasamos allí no nos dejó conocerlo muy a fondo.

img_1363

img_1379

Día 6: Subida al Machu Picchu.

A las 4:00 empieza nuestro día, debes de estar en la entrada de Machu Picchu sobre las 5:00 por eso que el madrugón es necesario. Y ahí empezaba nuestra aventura, en nuestro tour entraba la intervención de un guía en la montaña así que teníamos que estar arriba a las 8:00 y la verdad llegamos justos arriba. Sobre la subida, no nos vamos a engañar, fue duro, y difícil porque la altura afecta y hay momentos en los que el oxígeno ni te llega, pero cada parada para respirar valía la pena solo con mirar hacia el horizonte. Y de la llegada a la meta, ni hablamos. Solo con las vistas que había allá arriba ya había servido de algo la subida y todo el esfuerzo que hicimos, pero entrar a Machu Picchu fue una cosa aparte. Creo que nunca había estado en un sitio tan bonito, y creo que el mérito de ser una de las siete Maravillas del Mundo no es para menos, cada rincón es especial y único. Jamás he visto un sitio con tanta perfección y paz como se veía allá arriba. Bastan unas tres horas para conocer la montaña pero yo personalmente, me hubiese quedado hasta tres días disfrutando de esas vistas. La bajada es aburrida y se demora menos de una hora si bajas a buen ritmo, pero al llegar abajo, todavía queda el regreso hasta Hidroeléctrica. Sobre las 15:00 se programan las salidas con el colectivo, así que debes estar antes de esa hora allí, y quedan otras 6 horas de trayecto hasta Cusco. Llegamos a las 21:30, al Cusco, y a las 22:30 salía nuestro autobús a Puno, así que solo alcanzamos a coger las mochilas del hostal para llegar a tiempo a la Terminal.

Día 7: Lago Titicaca, Puno.

Después de 8 horas de autobús aproximadamente, el cansancio ya iba notándose en nuestro cuerpo pero todavía nos esperaba un día muy largo. Nosotros decidimos terminar el viaje visitando la ciudad de Puno, para conocer el lago más alto del mundo, el Titicaca y sus famosas islas flotantes. El precio de la excursión lo sacamos por unos 15 soles con transporte de ida y vuelta hasta el lago desde la Plaza de Armas. Y pagar más por esa excursión es casi una estafa. Para mí fue algo que se debe conocer si te encuentras cerca de la zona pero ir adrede no merece la pena. Creo que es una excursión para sacar dinero a los turistas y se aprovechan de eso, la historia que te cuentan los Uros suena a cuento chino, y todo parece ser un papel que se han aprendido a la perfección para vendernos a los visitantes, pero conocer la historia es bonito y siempre aprendes algo nuevo de este mundo. A las 21:00 salía nuestro último autobús semicama de regreso a Tacna, y lo sacamos por unos 15 soles.

Día 8: Regreso a Chile. Vuelta a Casa.

Llegamos a las 6:00 a Tacna, y todavía nos quedaba cruzar la frontera para llegar a Arica, de donde salía nuestro vuelo esa noche. Y otra cosa no sé pero iba a ser el último autobús que cogía en mucho tiempo, eso seguro. El coste fue de $2.000 y nos costó aproximadamente 2 horas todo el trámite. A las 9:00, teniendo en cuenta el cambio de hora, habíamos llegado a Arica y ahora sí teníamos que buscar un sitio donde desayunar, donde descansar y coger fuerzas para enfrentarnos a la última ciudad que íbamos a ver en este viaje. La ciudad no tenía mucho que ver, es una ciudad con turismo de playa, con sus más y sus menos, llena de “puestecitos” en los que encuentras de todo y de bares con terraza donde parar a tomarse algo. El taxi hasta el aeropuerto nos costó $15.000 y ahí terminaba nuestro perfecto, mágico e fatigoso viaje por Perú.

 

De Perú me llevo sus calles, su gente y sus paisajes. Fue una lástima no poder viajar más en autobús de día porque sé que me hubieran asombrado aún más si cabe, sus vistas y sus horizontes. Desde el desierto, hasta las rocas y los lagos que encontrábamos en mitad de sus tierras áridas. Conocer Machu Picchu fue increíble y sumergirnos en la historia y costumbres incas fue tan necesario como sorprendente. Confirmé que las mujeres visten con sus trajes típicos y que todas llevan a su espalda el típico pañuelo grande, llamado K’eperina que sirve tano para llevar bebés, como comida. Y por fin distinguí entre una llama, una alpaca y una vicuña.  Espero reencontrarme de nuevo por sus calles.

 

Gracias.

A.

Bienvenido Septiembre

“Viajar sólo sirve para amar más nuestro rincón natal” .

 Noel Clarasó.

Después de dejar atrás el verano, y con ello una infinidad de fotos que quedarán en el álbum de recuerdos, para que Facebook se encargue en unos años de recordárnoslas, llega Septiembre, tan liviano y fugaz como siempre. Y es que vengo de un lugar donde septiembre es uno de los meses más importantes que nos queda, quizá porque nos deja un resquicio a la esperanza después del fantástico verano, o quizá porque después del duelo que deja agosto, el mes llega pisando fuerte, no sé. Sea como fuere es uno de los mesesmás top y no puedo dejar pasar la oportunidad de hablar de él.

05108-big

A estas alturas del mes, en mi tierra están recién despidiendo una de las fiestas más grandes, y sin tiempo apenas, preparando todo, para las siguientes que vienen siempre con mucha fuerza. Tal vez sea la distancia, o eso de encontrarte “sola” a miles de km de lo que siempre ha sido tu casa, o incluso la contaminación que a veces te nubla demasiado la vista, pero desearía tele-transportarme y poder estar ahí, con los míos, aunque fuera unos días, entre olor a madera, cohetes y fiesta.

plaza-toros-algemesi

Por suerte, me vine a un país donde septiembre tiene la misma importancia, si cabe, que de donde vengo. La verdad es que no me atrevería a compararlos, y si lo hiciera por supuesto me quedaría con lo mío, pero de algún modo, debo darle un voto de confianza a las fiestas de este país. El 18 se celebra el Independentismo de Chile, realmente es eso lo que celebran, aunque las fechas no se correspondan. Por lo que llevo aquí, he descubierto que otra cosa no sé, pero la fiesta  y ‘el carrete’ a los chilenos les gusta ‘harto’, y aunque la firma de independencia fuese en febrero, mes en el que todos están de vacaciones ya de por sí, les convenía buscar otra fecha si querían celebrar este importante día para ellos, defendiendo así; su cultura, su patria y su bandera. Y es ahí de donde nace la celebración de este día, ya que el 18 de Septiembre, tuvo lugar la 1ª junta Nacional de Gobierno, para un proceso independentista de nuestra Corona, la española.

Cierto es que todavía no han llegado los días fuertes de esta fiesta, y que hasta el día de hoy solo he alcanzado a ver, carteles que anuncian ‘Fondas’ y más ‘Fondas’ y algún que otro ‘carrete’. Para que nos entendamos, y por lo que tengo entendido, las ‘Fondas’ son como locales provisorios, donde hay música, comida, bailes y alcohol. Podemos decir que la fiesta estará servida. Y como no, yo aprovecharé estas fiestas para viajar, así que a la vuelta más.

IMG_0439

 

Ni una página en blanco más.
Siento el asombro de un transeúnte solitario.
En los mapas me pierdo,
por sus hojas navego.
Ahora sopla el viento.

Manolo García. Pájaros de Barro.

Gracias.

A.

Oda al mar; como diría Neruda.

Necesito del mar porque me enseña: no sé si aprendo música o conciencia: no sé si es ola sola o ser profundo, o sólo ronca voz o deslumbrante suposición de peces y navíos.

(Extracto, El mar. Pablo Neruda.)

El sábado la universidad organizó una salida para todos los de intercambio, trabajo que es de admirar por parte de la U.porque representa el valor que les dan a los alumnos aquí. Chile, y en concreto Santiago es uno de los países de Latinoamérica con más número de alumnos de intercambio y si siguen así seguro que el registro aumenta cada año.Pero al tema.

La salida programa para las 8 tenía como propósito llevarnos a conocer la historia cultural chilena, primero mostrándonos el Templo Votivo de Maipú, un templo que mandó construir el capitán general Bernardo O’Higgins y que se dedicó a la Virgen del Carmen, después de “hacer” ganar al ejército de Chile, asegurándose así la independencia del país. Aunque años más tarde sería derribado por un fuerte terremoto que sacudió la ciudad de Santiago y que dejó sin recursos por muchos años para poder levantar otro, y no fue hasta 1974 que la fundación de O’Higgins asumió la construcción de un nuevo modelo. Y para mi opinión, es más bonita la historia de este templo que lo que en la arquitectura destaca. Un gran bloque de hormigón adornado con dos grandes vidrieras, y acompañado de la imagen de la Virgen. Pero al tema.

IMG_0416.JPG

Rumbo hacia el pueblo artesanal de Pomaire, donde el tiempo solo nos alcanzó para dar un par de vueltas por sus estrechas calles llenas de tiendas adornadas con greda, material típico que se vende en esta zona. Os contaré que el dato de interés es que el tono negro se debe a la feca de caballo o de vaca con la que se pinta esta arcilla, aunque más tarde se cuece a tan altas temperaturas que se le va el olor, y gracias a dios, el sabor. Existen también “puestecitos” llenos de artesanía y souvenirs típicos de Chile y del pueblo de Pomaire. Las voces dicen que no debes irte de este pueblo sin haber probado la “Chicha”, una bebida típica chilena que está hecha del mosto de la uva y que solo contiene unos 6-7 grados de alcohol y sin comer un pastel de choclo, pero la verdad es que yo no lo probé así que no os puedo dar muchos detalles, solo que la apariencia no era la mejor.

IMG_0494.JPG

Terminamos el viaje en Isla negra, donde Pablo Neruda tenía su rincón favorito para escribir esos versos tan capaces de poner sensible a cualquiera, donde pasó sus últimos días de vida. O bueno qué digo, sigue viviendo allí, descansando junto a su última esposa y disfrutando de unas vistas, que ya quisieran muchos. Creo que después de ver su casa, su escritorio y su rincón favorito de la casa, el secreto de todos sus poemas está en la inspiración que encontraba e
n aquel espacio. Una casa que si no es porque no se mueve, te haría pensar que estás en mitad del Pacífico, navegando sin rumbo. Como tenia que ser despertarse en aquella casa donde el sol amanecía por detrás de su ojos y se ponía por delante de estos, sumergiéndose en el mar?! Pues imagínense. Toda la decoración es poca y te llevan a un viaje como bordeando las olas, un
a casa repleta de mascarones de proa, caracolas, barcos en botellas, arena y una cantidad de colecciones que merece la pena conocer. Pero me quedo con las vistas, con el mirar por la ventana y con el poder que tiene el mar chocando con las rocas. Y allí buscando la inspiración, quedó para toda la vida dejándonos escritos con sus letras en verde, poemas que hoy en día mencionamos.

IMG_0447.JPG

Compañeros, enterradme en Isla Negra,
frente al mar que conozco, a cada área rugosa
de piedras y de olas que mis ojos perdidos
no volverán a ver.
Cada día de océano
me trajo niebla o puros derrumbes de
turquesa,
o simple extensión, agua rectilínea, invariable,
lo que pedí, el espacio que devoró mi frente.

(Extracto, Canto General: Disposiciones. Pablo Neruda.)

 

Gracias.
A.

Primer viaje.

IMG_0050.JPG

Probé a saltar sin red ni hogar, no sé volver, no sé hacia dónde ni con quién. Siembro minas en mi cuerpo y pólvora en la sien. Rey sol, dime cómo arder.

Rey sol, Vetusta Morla.

Después de adaptarnos o al menos intentarlo, a la inmensa ciudad de Santiago, a sus largas avenidas, a sus altos precios y a la inquietante prisa de su gente. Me voy buscando la calma de la costa, esa que me dan el mar, la arena y su brisa.

Un trayecto en autobús de poco más de una hora y media y llegamos a nuestro destino, Viña del Mar, es una ciudad costera pequeña, pero por lo que he visto con mucho encanto. Si es verdad, que no había mucha gente pero todavía es invierno aIMG_9889cá en Chile. Andar por su amplio paseo y por sus calles, es como creer que andas por Marbella y sus playas, pero esta vez mojadas por el gélido pacífico. Tiene un gran casino en mitad de la ciudad repleto de gente que también hace que se asemeje a una ciudad Europea con todos sus vicios. Pero me quedo con el
atardecer, ese que cae a las seis abriendo un cielo entre morados, azules y naranjas. Ese que te lleva a querer congelar el tiempo por unos segundos y esos que te devuelven de nuevo a tu gente y a sus recuerdos.

Amanece nuestro segundo día,  con destino a Valpo, nombre cariñoso con el que se habla de Valparaiso, la ciudad con puerto del litoral central de Chile y la que es Patrimonio de la Humanidad, por su centro histórico. Pero más reconocida por sus coloridas paredes, sus escaleras pintadas, sus cerros y los ascensores. Fue un paseo especial, lleno de detalles que apreciar, mensajes que leer y paredes que observar, observar y seguir observando. Pero no nos engañemos, “el carrete” es de lo que más se habla en esta ciudad. Y la verdad es que hay que confirmarlo, nuestro local elegido fue Terraza Mimi, nos habían hablado mucho y muy bien de aquello, y tengo que dar mi aprobación del lugar y de su música, tres plantas, cuatro estilos de música diferentes. Quizá haya influenciado un poco mi objetividad llevar un mes escuchando electro latino y reggaetton para todo, pero la electrónica me supo cómo un buen café a las 7 de la mañana. De los autobuses y sus conductores mejor ni hablamos, lo dejo para experiencia de cada uno.

IMG_9948

 

Último día de viaje, que debíamos de pasar en las Dunas de Concón, “la caña” no nos permitió salir temprano del hostal, pero el día tampoco acompañaba así que casi agradecimos salir a las dos de la tarde, cuando ya mejoró. No sé qué esperaba de aquello, ni que imaginaba que eran unas dunas frente al mar, pero fue más, por ahora Chile me enseña que todo puede ser más. La cuesta al subir es rápida pero intensa, la arena nunca fue la mejor aliadaIMG_9992 para andar por encima y menos en subida, pero al llegar arriba, eres consciente de que valió la pena. Eso sí, eché de menos una buena cerveza que me acompañase y mejorase las sensaciones desde allá arriba. Y otro atardecer que me llevo a casa, con la sensación de tranquilidad y paz que te da estar en lo alto de una montaña enorme de arena, rozando el tacto de la misma, jugueteando con tus pies y contemplando aquello mágico que te regala la naturaleza, cuando el sol cae bañándose en medio de la inmensidad del agua.

Gracias.

A.

Vuela

IMG_5427

Y si seguimos con el plan establecido, nos cansaremos al ratito de empezar. Probablemente no encontremos el camino, pero nos sobraran las ganas de volar.

El secreto de las tortugas, Maldita Nerea.

A menos de 20 días para comenzar la aventura, mi aventura. Y es que oficialmente me voy de Erasmus, y con todo lo que esto conlleva, me voy para poder volver, no me voy para escapar sino para que la vida no se me escape, me voy porque creo que esta beca nos da la oportunidad de abrirnos al mundo, de absorber como esponjas todo lo que la acción te enseña, me voy para poder levantarme tras mil caídas, me voy para poder crecer, y no me voy huyendo de la realidad sino que me voy para enfrentarme a ella. Me voy para ponerme a prueba, para encontrarme perdida a miles de km de mi hogar y tener agallas para encontrar otro que mínimamente lo “sustituya”. Me voy para empaparme de otras culturas, de otras costumbres, de otras manías, para seguir conociendo y perdiéndome por los rincones que nos regala este mundo. Me voy porque me apetece, porque quiero y porque creo que puedo volver más grande de lo que me fui.

Personalmente, es una experiencia que me hace especial ilusión vivir, porque he escuchado a tanta gente que se ha ido de Erasmus y ha vuelto diciendo: “ha sido el año de mi vida, indiscutiblemente.” que tengo curiosidad por poder vivirlo y volver diciendo esas mismas palabras, palabras que no parecen tanto pero que si las analizas pueden llegar a ser mucho, porque solo tener la consciencia de que ese año ha sido el mejor de todos los que has vivido y quizá de los que te queden por vivir debe de ser algo increíble, de todas formas jamás sabremos si lo que nos espera es mejor de lo que ya hemos vivido, pero aun así de lo que estoy segura es de que este año no lo olvidaré jamás. Y no lo olvidas porque salir de tu zona de confort es siempre una oportunidad que te brinda la vida, de las pocas que se regalan hoy en día, y poder disfrutarla creo que, en definitiva, debe cambiarte la vida, y si no tanto, seguro que te cambia la forma de ver la misma. Así que habrá que aprovechar las oportunidades que se nos regala la vida.

Quizá creemos que el Erasmus empieza cuando aterrizas en el país de destino, estaría bien quizá mejor, pero como siempre han dicho “las cosas de palacio van despacio” y así es. Por suerte o por desgracia la burocracia en este caso juega un papel importante y qué de burocracia. Realmente el proceso empieza 6 meses antes, como mínimo, cuando entras cada 5 minutos a la página de la universidad para ver si ya están las adjudicaciones de plaza y una vez compruebas que es así, que tu nombre sale, y eres todo un manojo de nervios, entonces ahí empieza toda la aventura de papeleos. Primero esperas con ansia, recibir la carta de aceptación de la universidad de destino, y con esto llega toda una retahíla de quehaceres: renovar el visado, carta de solvencia económica ante notario, descargar y enviar las rentas de los tres últimos años para optar a becas, visitas al médico para hacer el certificado médico, ponerse al día en vacunas si el país al que llegas lo requiere… y como esto, mucho papeleo más que debe estar entregado como mínimo un mes antes de irte. Y una vez que hayas cumplido con todo esto, entonces te queda esperar.

Esperar que llegue el día en que debas subir al avión, abrocharte el cinturón y empezar a disfrutar de cada momento, porque ahora sí ya no hay vuelta atrás. La aventura comienza.

Gracias.

A.

La vida comienza al final de tu zona de confort.

 

Anónimo.

Hoy por ellos

Incluso la gente que afirma que no podemos hacer nada para cambiar nuestro destino, mira antes de cruzar la calle.

Stephen Hawking.

Hoy 21 de Junio, se celebraba el Día Internacional contra la ELA, más conocida como la enfermedad de Stephen Hawking, o desde hace un año, como la enfermedad de los famosos cubos de agua, y ojalá que por cada cubo de agua que la gente se echó encima, se hubiera donado al menos un euro, porque a lo mejor hoy nos llegaría para poder financiar las investigaciones de esta “rara” enfermedad. Rara porque apenas existe ninguna conclusión clara de cuál es el problema y de dónde viene, pero “rara”, porque sólo en España, se diagnostican dos casos nuevos cada día, teniendo ya casi tres mil diagnosticados y ninguna solución. Pero reconozcamos que esto avanza, muy poco a poco, pero se sigue luchando cada día, por encontrarla. Que al fin y al cabo es lo que importa y esperemos que se llegue pronto.

Durante un mes y medio, he estado al lado de gente con ELA, y me llevo tantísimo de ellos, pero lo que más he aprendido, si es que algo puedo destacar por encima de otras cosas, es que más allá de la enfermedad son personas, como todos, pero a las que les ha tocado lidiar con esta enfermedad. He aprendido que no hay cosa tan importante como valorar lo que significa levantarse cada día, y agradecerlo. Valorar lo que es la familia, y la gente que elegimos para que nos acompañe toda la vida. Valorarnos los puntos fuertes, porque de los débiles ya nos acordamos todos los días. Y valorar el poder que tiene una sonrisa, porque esas, las que les sacas a ellos, tienen el poder de alegrarte los días. Y sobre todo me llevo una frase que uno de ellos me dijo: “Alicia, no planeo mi futuro, vivo al día, porque no sé cuál va a ser el último.” Por ellos, porque una sonrisa vale la vida y por todo el esfuerzo que hacen sus familias día tras día, que se lo merecen, vamos a acordarnos de ellos y hacer que las investigaciones, de las que todos son ahora mismo conejillos de indias, tengan dentro de poco la solución que les hace falta, que nos hace falta.
Gracias por este tiempo enseñándome el valor de la vida.

 

Os adjunto un video para que podáis ver un bonito reportaje: https://www.youtube.com/watch?v=bZXyODLjjdE

Gracias.

A.

Amigas sin previo aviso

“Que es un amigo? Una sola alma habitando en dos cuerpos.”

Aristóteles.

Cuando uno va teniendo su edad ya, sus añitos de más, empieza a descubrir que las amistades no se cierran en el patio del cole, ni en los vesturios de las extra escolares, ni en los institutos. Sino más bien todo lo contrario, la amistad, es algo que va llegando, que va perforando, cavando su propio hoyo, cada vez más hondo y hasta que sale el agua. Esa agua fría que a veces nos da miedo tocar y que otras muchas, nos mata de curiosidad por saber que habrá mas allá de donde ella pueda llegar. Y eso señores, es la amistad.
La amistad, es encontrar a un alma igualita que tú, divagando por el mundo esperando toparse contigo, sin siquiera saberlo. Y yo estoy segura de que las hay, de que las hay a miles, pero esta búsqueda no es de las fáciles. La mayor de las veces nos cruzamos con ella de casualidad, porque la vida se encarga de ponérnosla delante. Y hasta que la encuentras.

No hablo de amor, o sí pero de otro tipo. Amor porque aguanto su vida, que en parte, casi mejor, porque así por un rato olvido la mía, amor porque comparto o bueno le clavo a fuego mis gustos, amor porque podemos pasarnos horas y horas, tienda tras tienda, buscando su vestido ideal o encontrando mis zapatos perfectos. Amor, porque se le coge tanto cariño, que parece toda una vida y es cuando le dices “pero si tía, hace un año ni te conocía y parece que me conoces ya, media vida.” Amor porque nuestros días malos, sin decírselo, ya sabe que son malos. Y amor porque cuando coges el teléfono, cuando te despiertas en mitad de la noche y le escribes, sin sentido, pero tu sigues, sabiendo que probablemente, o casi seguro, que ni te entienda, pero que más ¿dará?, si te “escucha” y es lo que necesitas. Aunque sólo sea para que comprenda, o ya ni eso, que sepa, más bien, cómo te sientes.
Y es que, no digo que sea necesario, pero si esencial tener una amistad de éstas. Con quién hablas sino de la vida? de tu novio? del nuevo tratamiento de L’oreal? del nuevo “must have”? O del mejor libro que han sacado hace sólo dos días? con quién comentas, sino los capítulos de “Sexo en Nueva York”o “Lost”. Y/o los nuevos conciertos que vienen a la ciudad. Sinceramente yo creo que con nadie podríamos hablarlo con tanto significado, como lo tiene hablarlo con ella.

Sabéis qué creo? Creo que a las amigas deberían darles un doctorado en psicología, pero no en la clínica, que esa es la fácil, no no, en la de la vida real, que es la chunga. Mejor praxis que ellas ya os aseguro yo que nadie tiene. Más paciencia que ellas tampoco y mas preparación en los distintos ámbitos, ya os lo garantizo, que tampoco. Con un poco de suerte, y dándoles el título, arreglamos dos problemas de uno. Y España resurge.

Muchas gracias a esas amigas que llegaron así sin avisar ni na’ y que aportaron el color que faltaba a nuestra vida. Ahora sólo les pedimos que se queden siempre a nuestro lado, para oírnos, acompañarnos a por esos zapatos que necesitamos o simplemente para darnos ese empujón que a veces nos hace falta.

Gracias.

A.

IMG_0123-2.JPG